San Photoshop y la era de la verdad.

Tags

,
San Photoshop y la era de la verdad.

La fotografía documental, o el fotoperiodismo como testimonio irrevocable de la realidad fue algo incuestionable durante años.
Pero de alguna manera aún perdura cierta asociación entre foto y veracidad, tanto que hasta los publicistas beben del agua de ese pozo para dotar de legitimidad sus productos, obviamente saltándose una de las premisas mas importantes del documentalismo, el compromiso social, y quedándose solamente con la mera estética.

Siempre fui crítica con ese abuso de la publicidad y con los fotógrafos que cedían sus trabajos personales, por unos muchos o pocos euros, para “limpiarle la cara” a una empresa.
También suelo hacer revisiones de las publicidades y cómo utilizan o introducen la estética documental. El ejemplo mas conocido es el de Benetton con las campañas realizadas por el fotógrafo Oliverio Toscani. Pero hay muchas mas, una de las de Diesel antiguas me parece de las mas frívolas y desagradables, utilizando fotos con estética punk y sesentaiochista pero sin otro fin que el consumo. Osea que debajo de los adoquines no encontrabas la playa sino un pantalón vaquero (¡ por módica suma de 100 euros!:-)

The true colors of Benetton. Adbusters.

The true colors of Benetton. Adbusters.

Pero ahora al parecer las tendencias están cambiando. Son los fotógrafos los que introducen prácticamente las reglas de la publicidad (o del producto) en la escena documental. No solo en los valores estéticos, sino también en los éticos. La fotografía se está convirtiendo en una mercancía, bonita por fuera, vacía por dentro.

Con esto no reniego del la importancia del valor estético en nuestro trabajo. Pero últimamente, en mis visitas al festival Visa pour l’Image, en Perpignan, se notaba en las proyecciones nocturnas, la uniformidad del tratamiento de la imagen. Casi no se podía distinguir un autor de otro. Era sorprendente, San Photoshop se hacía presente en todas las veladas nocturnas donde los espectadores entrábamos en una especie de comunión entre capas, filtros y pincelazos, mientras la mujer musulmana, los edificios derruidos y las injusticias del mundo quedaban a la espera de ser santificados y encerrados en la catedral del olvido.

¿Cuánta gente criticó a Salgado por su “estetización de la pobreza” y hoy en día están preguntando por el retocador de tal o de cual.
¿Cuántos otros dudaron de la veracidad del miliciano de Capa?

foto: Klavs Bo Christensen

foto: Klavs Bo Christensen

El fotógrafo Klavs Bo Christensen, el fotógrafo danés descalificado del concurso Pictures of the Year por abuso de Photoshop, ha sido el “mártir” en esta historia de fanatismo cuasi religioso. Quizás sea hora de que dejemos de tratar esa útil herramienta como “nuevo mecías” y que la potencia de la imagen se rija por el contenido y no por el continente.
Amen.

😉

3 Responses to “San Photoshop y la era de la verdad.”

  1. Según Baudelaire. antes de 1850, la imitación de la naturaleza era el nuevo mesias y Daguérre su profeta. Ahora parece ser que el nuevo mesias viene de la mano de la imitación de la pintura. Photoshop puede usarse de muchas formas, pero parece que hay determinados “fotógrafos” que sólo saben hacerlo de una: olvidando que la esencia de la fotografia se centra en el uso de una cámara y no en la de un pincel (aunque éste sea virtual). En imágenes de ese tipo siempre se aprecian más las limitaciones del fotógrafo que las “habilidades” retocadoras.

  2. Hace muy poco, en un post similar a este, una chica, principiante en esto supongo, hacía el siguiente comentario, “el photoshop nos ha dado fotografías perfectas en un mundo imperfecto”. Mi calentura se hizo presente de tal manera, que le respondí, no llegué a insultarla, aunque no por falta de ganas, pero nadie volvió a hacer ningún comentario más en aquel post.
    La verdad, es que los fotoperiodistas-documentalistas, lo único que tenemos es nuestra credibilidad, si la perdemos ya sea por San Photoshop o Santa Tijeras, ¡¡¡¡DE-SA-PA-RE-CE-RE-MOS!!!!

  3. orianomada dice:

    Arturo, estoy de acuerdo contigo en que debemos luchar por no perder nuestra credibilidad.
    Pero no todo en el mundo es blanco o negro ni tan fácil de catalogar.
    Y la credibilidad se va desgastando por muchas razones como son las que menciono en el post de arriba. Abuso de Photoshop, abuso del “poder” q nos confiere una cámara,etc.
    No he leido el post q mencionas de “una chica”, estaría bien q nos dejaras el link. Pero estoy de acuerdo en su reflexión y no entiendo por qué tu no lo estás.
    La legitimidad o credibilidad se da en consonancia con la consecuencia q tengamos entre lo que (re)producimos y lo q hacemos, en cómo lo distribuimos, etc. Enbellecer una imagen por el solo mero echo estético no te dota de esta cualidad.
    Y para nada, como lo digo en el post, estoy en contra de Photoshop o Gimp o cualquier otro de estos programas q nos facilitan nuestro trabajo. Si no del uso q cada uno de nosotros le damos.
    Saludos y gracias por tu opinión. Sigue el debate!


Leave a Reply

CC salvo excepciones señaladas. 2019 Orianomada. Diseño web: tallergorilas.com y 7potencias |