Christian Poveda

Christian Poveda

Hace algunas semanas que estoy en África, un poco desconectada de las noticias y del ciberespacio. Los continuos cortes de luz complican la posibilidad de conexión sumado a la inmersión del proyecto que estoy llevando adelante.

De tanto en tanto entro a mi e-mail y ayer, lamentablemente, me enteré por el e-mail de un amigo y compañero de 7.7 del asesinato de Christian Poveda, un gran fotógrafo que entre muchas cosas creyó en nuestro proyecto y cedió su trabajo de las Maras en el número 2.
Yo no lo conocí personalmente, pero creo que al mirar y estudiar sus fotos uno puede intuir su persona, conocerlo de algún modo.

Cristian es una de las tantas víctimas que caen día a día, como gotas de agua, en El Salvador.
Me tomo aqui el atrevimiento de pegar el e-mail que Edu Ponces envío a algunos de sus colegas, creo que es un pequeño homenaje de parte de un amigo y que vale la pena ser compartido en este espacio.

“Creamos esta revista por la misma razón por la que salimos a buscar historias, por la misma razón por la que tomamos fotos. Creemos que nuestro trabajo sirve para algo. No somos fotógrafos. Ni escritores. Hacemos lo que hacemos porque nos parece que lo que tenemos delante, los personajes, la historia, es mucho más importante que nuestros textos, encuadres y retoques. Por eso ponemos lo segundo al servicio de lo primero.
Christian Poveda era uno de los nuestros. Y uno de los mejores.
Si tenéis la oportunidad de ver su última película documental “La vida Loca” que acompaña el fotorreportaje publicado en el número 2 de 7.7, nunca escuchareis su voz. Nadie os contará lo que estáis viendo, más que los hombres, mujeres y niños que tendréis ante la cámara. Nadie os dirá quién es malo y quién bueno. Nadie os dará una conclusión final.

A El Salvador viajan cada año decenas de periodistas, especialmente europeos y norteamericanos, a cubrir el fenómeno de las “maras” o pandillas juveniles. Llegan una semana, a veces quince días, contratan un fixer y corren a las prisiones a tomar fotos espectaculares de jóvenes completamente tatuados con cara de asesinos. Hablan con algún alto cargo de la policía, salen de noche a conseguir alguna foto de un cadáver, y se van.
Poveda también quiso cubrir ese fenómeno. Sólo que para hacerlo como él quería, para hacerlo bien, tuvo que pasar casi dos años conviviendo con un grupo de jóvenes miembros de la mara 18 en La Campanera, uno de los lugares más violentos de uno de los países más violentos del mundo.
Era sorprendente ir con él. Cristian se acercaba al grupo de pandilleros, los saludaba con una colleja y les daba la mano como quien se encuentra en la calle a su hermano menor. De repente los asesinos tatuados se volvían gente. Gente jodida. Gente cabrona. Pero gente.
Es probable que esa misma gente fuera la que detuvo su coche volviendo de La Campanera el pasado 2 de septiembre. Es posible que fuera alguno de ellos quien le disparara cuatro veces y saliera corriendo. Quién sabe.
Lo que sí sabemos es que a Christian Poveda lo mataron por intentar hacer bien su trabajo. Por zambullirse hasta el fondo cuando tantos se quedan en la superficie.
En 7.7 tuvimos el honor de publicar el fotorreportaje que salió de estos casi dos años de trabajo. Christian nos lo ofreció en una edición especial para la revista. Y creemos que el mejor homenaje que podemos hacerle es seguir dándole voz a las historias que él filmó y fotografió.
Así que, disculpadnos. No encontrareis lazos negros en nuestra revista. Sólo las fotos de un tipo que creía que, aunque el mundo de vez en cuando se cobre la vida de un buen periodista, hay cosas que se deben contar.

Edu Ponces”

Después de leer este mail, le comento consternada la noticia a un amigo senegalés, él me dice que ya lo sabía, que lo había visto en las noticias. Me quedé pensativa ante esta respuesta, hoy en las noticias no aparece la muerte de ninguna persona en El Salvador, será que la cotidianidad mata la noticia (y no estoy hablando de los continuos cortes de electricidad).

Todo el equipo de 7.7 queremos apoyar a la familia de Cristian y hacerles saber que nunca se lo va a olvidar.

Begué.

2 Responses to “Christian Poveda”

  1. jordi dice:

    Si les fotos son bones, mireu el docu “la vida loca” del mateix autor, que en pau descansi.

  2. Ventego dice:

    In truth, immediately i didn’t understand the essence. But after re-reading all at once became clear.


Leave a Reply

CC salvo excepciones señaladas. 2018 Orianomada. Diseño web: tallergorilas.com y 7potencias |