Exposición en la Neue Gallery (Austria)

Exposición en la Neue Gallery (Austria)

Hace unos días, la Neue Gallery de la ciudad Innsbruck (Austria) inauguró la exposición Activaciones, comisariada por Karin Jaschke. Un recorrido visual por algunas representaciones y acciones artísticas llevadas a cabo en el marco de la crisis (estafa) española. Participan: Fernando Sánchez Castillo, FLO 6×8, Núria Güell, Adrian Mélis y Enmedio. Nuestra aportación son los carteles y postales contra los desahucios que realizamos en nuestro Taller de Acción Fotográfica (TAF!) en colaboración con la PAH.

Este es el texto que acompaña la exposicion:

ACTIVACIONES
03.04.2014 – 17.05.2014
Neue Galerie Innsbruck

Fernando Sánchez Castillo, FLO 6×8, Núria Güell, Adrian Mélis, TAF! – Enmedio.

En los últimos años, la crisis económica en Europa ha afectado, junto con Grecia,
especialmente a España. Partiendo del contexto político y social de la actual
España, los artistas, en la exposición ACTIVACIONES, ahondan desde diferentes
puntos de vista la situación social actual. Los efectos de la crisis, las movilizaciones
y protestas en una situación siempre más precaria se tematizan en sus obras. La
exposición muestra la posición de cinco artistas y colectivos de artistas de las
nuevas generaciones.

Los problemas económicos del país afectan no solamente al mercado laboral, sino
que pusieron en acción numerosas medidas de degradación social que no solo
perjudican la educación, la salud, el campo social, sino también a las instituciones
culturales y artísticas. Diferentes grupos de la población son los que realizan las
protestas contra medidas tomadas debido a la crisis que se fueron agudizando sobre
todo desde el fortalecimiento del 15M en 2011. En conexión con estas protestas
existen ciertas prácticas artísticas que a su vez tienen efectos en el movimiento o
que intervienen directamente, con el objetivo de crear disenso y activar al público.
Enfoques conceptuales, investigación y documentación, crean otros métodos
artísticos de actuar que son retomados por los artistas.

En relación con una crítica vehemente al accionar de los bancos, algunas obras en
la exposición enfocan el tema de los desahucios: En los últimos años, en España
fueron desalojadas a la fuerza decenas de miles de viviendas porque cada vez más
familias no pudieron pagar las cuotas de sus créditos bancarios o hipotecas. La
entrega de la vivienda al banco, no cubre el total de la deuda porque esta es
subastada, en la mayoría de los casos, por un precio muy inferior al de su compra.
De manera paradójica, desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, hay una cantidad
incontable de viviendas vacías. Desde el inicio de las protestas sociales, se han
dado bloqueos exitosos a los desahucios, iniciados por los vecinos de los afectados
o por los miembros de la plataforma contra los desahucios.

Las obras de Núria Güells están marcadas por intervenciones subversivas. En su
proyecto Intervención #1 (2012) logró, con la creación de una cooperativa, un
marco legal para su acción: La artista encargó a través de la cooperativa a un
trabajador de la construcción desempleado y que también había sido desalojado de
su vivienda, abrir la puerta de una vivienda y documentó la acción en video.
Esta vivienda, como muchas otras, estaba vacía después que, de esta y todo el
edificio fueran desalojados sus habitantes y el banco Caja Mediterráneo lo hubiera
comprado en subasta pública. La puerta no es solo objeto escultural en su
instalación, sino que cumple con una finalidad fuera del contexto de la exposición, y
es que con la retirada de la puerta de entrada, existe la posibilidad para sus antiguos
habitantes, el poder ocupar legalmente su vivienda.

El colectivo Enmedio (Barcelona) interviene en el marco del TAF! –
Taller de Acción Fotográfica en el espacio público de Barcelona y otras ciudades
españolas. En campañas como No somos números de 2012, tematizan
conjuntamente con fotógrafos y activistas de la PAH (Plataforma de Afectados por la
Hipoteca) los desahucios que en España en los últimos años se han vuelto un
fenómeno masivo. En el marco de la campaña, se pegan retratos de los afectados
en espacios públicos o en las fachadas de los bancos dándole así a estos una
presencia en el espacio público. Acciones con postales en apoyo a casos concretos
se dirigen directamente a los bancos que son considerados los directos
responsables de su situación.

FLO 6×8 trabajan con la presencia directa de sus propios cuerpos y con el recurso
del canto y el baile. Ellos mismos se definen como “Colectivo activista-artísticosituacionista-
performático-folclórico-no violento”. En sus turbulentas acciones,
retoman las tradiciones del flamenco con el dolor y el sentimiento de su canto. FLO
6×8 presentan performances de baile activistas en instituciones financieras o en los
vestíbulos de los bancos para protestar contra el sistema financiero y “llamar la
atención haciendo responsables a los bancos de ser los causantes del saqueo y de
la crisis financiera”. Los títulos de las canciones señalan el carácter irónico y
apelativo de la actuación que involucra directamente a los clientes del banco.
Una parte muy importante de las presentaciones, es su reproducción en videos que
por medio de Youtube se hacen circular por la red.

El artista Adrian Mélis muestra en su fotoserie Puntos de reposición (2013)
fotografías que él ha tomado en diferentes ciudades españolas: En estas se ven
paredes de casas recientemente pintadas. Fueron sobrepintados los grafitis de
consignas sociales y políticas de protesta como “Esto no es una crisis, es una
estafa”. Debajo de las fotografías, el artista reproduce los lemas, en forma de
subtítulos para de esta manera descodificar las modestas imágenes. Fotografiadas
con una vista neutral, las tomas tranquilas desbaratan los grafitis espabilantes que,
tapados por una capa de pintura, todavía mantienen una presencia subversiva.

Fernando Sánchez Castillo, en su video Pegasus Dance (2007), deja dos
vehículos lanza-aguas ejecutar una coreografía de baile, tergiversando el uso
habitual de instrumentos de represión contra protestas y disturbios. Se filmó en el
puerto de Rotterdam en cooperación con el ejército holandés. En la inversión poética
del verdadero objetivo de los vehículos, la represión de las protestas, se puede ver
un baile romántico acompañado por sones de vals. La función verdadera de los
vehículos lanza-aguas se distancia de forma satírica en una puesta en escena
burlesca, como en una musical, cuando los vehículos como animales encantadores,
flotan sobre el asfalto.

Leave a Reply

CC salvo excepciones señaladas. 2019 Orianomada. Diseño web: tallergorilas.com y 7potencias | buy ed pills