¿Archivo o sepultura?

¿Archivo o sepultura?

La semana pasada cerró la exposición “Archivo Universal: la condición del documental y la utopía fotográfica moderna”, al parecer el tema del archivo es un tema que está en boga en esta era digital. Seminarios sobre este tema como «La condición del documento y la utopía fotográfica moderna» en el MACBA lo hacen evidente. También nuestra revista 7.7 lleva este nombre porque es la catalogación universal de fotografía en las bibliotecas (7=arte 7.7= fotografía).

Casualmente, antes de ir al museo, estaba terminando de leer el libro «Between the Eyes: essay on photography and politics» de David Levi Strauss donde llamó mi atención una triogía titulada «Three Image-Text»  escritas por Alfredo Jaar para su instalación «Lament of the Images» en Documenta II en 2002. El libro de Levi Strauss aún no está traducido al castellano, pero he encontrado en la red una traducción de «El lamento de las Imágenes» que vale la pena leer.

instalación de Alfredo Jaar

instalación de Alfredo Jaar

Uno de estos tres textos, «Pennsylvania, U.S.A., April 15, 2002», explica cómo un archivo de unas 17 millones de imágenes adquiridas por una de las compañía de Bill Gates, Corbis, en 1995 (el archivo Bettman y de la UPI) están siendo enterradas a unos 220 pies de profundidad en la antigua mina Iron Mountain International Storage e un remoto lugar de Pensilvania, EE.UU. El traslado tuvo lugar entre el verano de 2001 y marzo de 2002 utilizando 19 camiones refrigerados. Según Corbis, el objetivo es archivarlas, escanearlas (en 6 años se escaneó apenas un 2% del total, esa velocidad, tomarían unos 453 años para la digitalización del archivo completo) y mantenerlas en condiciones idóneas para su mantenimiento (bajo la misma excusa de la preservación el Brithish Museum saqueó tesoros culturales en todas partes del mundo). Pero a mi parecer, y de muchos otros, es la lapidación de un archivo al que nadie tiene acceso, sobre todo y teniendo en cuenta que el proceso de digitalización fue detenido, por uno de los hombres mas ricos del mundo, por su alto costo.
Muchas de esas fotografías son documentos históricos que dependerá de la voluntad de Gates el de compartirlas o el de dejarlas inaccesibles. Lo mas seguro es la segunda opción, por su ya conocido cripticismo en el compartir conocimientos, como es el caso de los códigos cerrados de Microsoft y todas sus aplicaciones. Al parecer su ambición no tiene límites y ahora su nuevo reinado es el del monopolio de la historia, teniendo en sus manos la decisión de mostrar, o no, unas 65 millones de imágenes. La fotografía de Albert Einstein sacando la lengua deberá hacerlo ahora desde las profundidades del Bunker de Corbis.

Por otro lado, una sorpresa grata de la digitalización archivística, es la de la conocida revista LIFE en noviembre pasado . Que al contrario de Corbis, ha puesto a disposición del público, a través del buscador Google (que aún no ha podido comprar Bill Gates) gran parte de su archivo, desde 1750 hasta nuestros días. Las imágenes que muestra el archivo digital de LIFE en Google son, muchas de estas, inéditas y otras altamente conocidas y de gran valor histórico. Por el momento 20% de los 10 millones de clichés están en la red y en su blog oficial Google da a conocer que en algunos meses estará el 100% a disposición de los internautas, con permisos de uso personales, no comerciales.
Aunque la licencia en cierta forma siga siendo restrictiva, por otro lado -sin fines comerciales- las fotografías y grabados contemplan el uso personal, algo que como menciono en el post anterior, están intentando robarnos los Estados y los monopolios como la ESGAE y la VEGAP. Pero lamentablemente estas imágenes no se pueden incrustar en un blog desde su url, así que queda mucho mas por andar…
La resolución de las imágenes es bastante grande, casi unos cuatro megas, con una marca de agua en la esquina inferior derecha, sin interferir demasiado en la lectura de la fotografía. Esperemos que este ejemplo, haga salir de la paranoia del robo y el plagio a los miles de fotógrafos que cubren sus imágenes con marcas de agua haciendo prácticamente imposible disfrutar de ellas.

Ne Pas Plier -- manifestación con la APEIS (1994)

Saliendo de la exposición del MACBA, una exhaustiva tesis de Jorge Ribalta, me pregunto por qué un esfuerzo tan grande, obras traídas de diversos puntos del planeta ha durado tan poco tiempo en esta institución, verdaderamente una lástima no haberla extendido mas en el tiempo. Por otra parte ojeando la «guía de la exposición» me detengo en «el origen del proyecto»: el encargo de documentar la actual Barcelona a 16 fotógrafos. La guía dice «vol ser una defensa del fet que la producció discursiva i la pràctica artística son indissociables» en referencia al exponer obra histórica con obra nueva (producida por el museo). Pero a veces el orden de los factores altera el producto. Si la producción conceptual es anterior a la producción del documento, lo que resulta muchas veces, es que el teórico hace de los hechos algo donde encajar su teoría. Tal es el caso de la obra producida en SEAT por Marc Pataut (fotógrafo al que respeto muchísimo). En el texto que acompañan sus imágenes en la exposición, él mismo explica (no puedo citar porque no he encontrado publicado su texto), lo absurdo de un trabajo donde no se puede comunicar con los obreros, donde el tiempo de fotografiar es sumamente restringido y donde el tiempo lo marca la empresa (como si de una publicidad se tratase) y donde la institución señala el tema a tratar (por el encargo). Marc Pataut tiene una increíble trayectoria de trabajo codo a codo con los trabajadores desocupados franceses y el colectivo Ne pas Plier, y en esta serie, bajo las circunstancias que el mismo describe, no ha logrado ningún tipo de intimidad o  complicidad. En este texto confiesa que nunca había disparado tantas fotos en un lapso tan corto de tiempo. ¿No hubiera sido mejor exponer la cinta de la cámara de vigilancia o encargar otro trabajo a Pataut? ¿O será que los hechos no eran verdaderamente ciertos y por eso no encajaron con la teoría? en ese caso… ¡peor para los hechos!

foto: Marc Pataut

foto: Marc Pataut

One Response to “¿Archivo o sepultura?”

  1. Jorge Uzon dice:

    Para mi Alfredo Jaar lleva el periodismo a un nivel superior, similar en mas de un punto a lo que hace Jeff Wall. No por casualidad Jaar fue un fotoperiodista tradicional que evoluciono hacia una obra que utiliza el concepto y el reportaje para crear un trabajo de profunda critica social. Yo soy admirador de su obra y comparto plenamente sus planteamientos de denuncia a los medios noticiosos tradicionales, como su admirable obra sobre las portadas de newsweek durante el genocidio en Rwanda.


Leave a Reply

CC salvo excepciones señaladas. 2021 Orianomada. Diseño web: tallergorilas.com y 7potencias |